ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- En México, el fenómeno del suicidio se ha incrementado de una manera alarmante. Tan sólo en 2017 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) registró 6 mil 600 defunciones por esta causa, por ello, dentro del cuadragésimo quinto Congreso Nacional de Psicología, organizado por la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), se presentó la conferencia Conceptualización del suicida contemporáneo.

Ana María Chávez Hernández, investigadora en el Departamento de Psicología de la Universidad de Guanajuato y Co-Fundadora de la Asociación Mexicana de Suicidiología, explicó que el comportamiento suicida es un problema de salud pública, que afecta tanto a nivel nacional como internacional y requiere atención urgente; así mismo lo advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde hace 20 años.

En Zacatecas, los casos se han agravado en al menos los últimos 3 años, de acuerdo con estadísticas del Inegi y justamente este jueves se registró el suicidio de un joven en Guadalupe.

A nivel nacional, el suicidio se contempla como la segunda causa de muerte en mujeres pertenecientes al grupo de edad de los 15 a 24 años, mientras que, en este mismo grupo de edad, pero en hombres, se posiciona en el tercer lugar.

Chávez Hernández explicó que este fenómeno se ha disparado por las múltiples pautas sociales por las que la ciudadanía transita, como el comportamiento en el interior de las familias, ya que actualmente viven un ritmo ajetreado, sin una comunicación completa; la incredulidad en los soportes de apoyo como política, educación y religión, entre otros factores, que al no ser puntales y sólidos, la persona se siente pérdida y no encuentra respuesta a sus problemas.

No se tienen indicativos precisos para demostrar el resquebrajamiento en una persona que piensa tomar la decisión de suicidio; sin embargo, en la mayoría de los casos siempre existen factores para ayudar a una persona y evitar la desgracia.

“Existen mitos, algunos son: ‘que la persona que se quiere matar sólo lo dice, no lo hace’; que la gente que lo dice ‘solo está chantajeando o quiere llamar la atención’; pero los estudios han mostrado lo contrario. Las personas que están pensando en quitarse la vida, lo comentan, hay una ambivalencia en su interior que, por una parte, quiere vivir y por otra morir. Se debe acercar a la persona que se cree está en riesgo para tratar de apoyarlo”, sentenció.

Detalló que el suicidio es un fenómeno dinámico, que se modifica tanto en tasa como comportamiento, e incluso por estados, las tasas varían de manera diferente. En México se tiene la tasa de que por cada 100 mil habitantes, se tienen seis casos. Campeche, Quintana Roo, Baja California y Aguascalientes son estados que presentan una tasa al doble de la nacional.


Los comentarios están cerrados.