LORENA GUTIÉRREZ/NTRZACATECAS.COM
LORENA GUTIÉRREZ/NTRZACATECAS.COM

Líderes de Morena y del PT fueron señalados por cometer irregularidades millonarias en contratos con el gobierno de Zacatecas y por sueldos de cientos de miles de pesos (sin justificar) como “trabajadores” de las dos últimas administraciones estatales, ambas del PRI.

Entre los exhibidos en el dictamen de la Cuenta Pública 2016 del gobierno del estado, se encuentran el senador electo y el diputado local de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), José Narro Céspedes y Luis Medina Lizalde, así como el dirigente local del Partido del Trabajo (PT) y también diputado federal electo por este instituto, Alfredo Femat Bañuelos.

Sin comprobar

De acuerdo con documentos programados para presentarse este jueves ante la LXII (62) Legislatura, la Auditoría Superior del Estado (ASE) detectó inconsistencias en transferencias de distintas dependencias a la Autogestión Campesina Frente Popular de Lucha de Zacatecas (FPLZ), por las que se señaló como “responsable directo” a José Narro, representante legal de la asociación civil.

Como resultado de la fiscalización a la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac), se anunció la promoción de responsabilidades administrativas “por el incumplimiento de las obligaciones inherentes a su respectivo cargo”.

Según el punto CPE16-AF-SEDUZAC-7101, faltaron de comprobar 5 millones 444 mil 101 pesos que esta dependencia entregó a la organización liderada por el ahora legislador federal, a quien se le considera único responsable de esta anomalía.

Se trata de “erogaciones realizadas de las cuales no se presentó la documentación comprobatoria y justificativa, y/o evidencia de disponibilidad en estado de cuenta bancario”; estos recursos salieron del Capítulo 400, correspondiente a “Transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas”.

Otra irregularidad se detectó en la auditoría a la Secretaría de Infraestructura (Sinfra), hoy Obras Públicas (Secop), en la que se advierte el inicio del proceso para reponer a las arcas públicas un millón y medio de pesos, de los que (al igual que el caso anterior) “no se presentó la documentación comprobatoria y/o justificativa”.

Esto se revela en el apartado CPE16-AF-SIFRA-06-01. El caso se deriva de un convenio entre la asociación de Narro Céspedes y la Secretaría de Finanzas (Sefin), por lo que, además, se le involucra con Guillermo Huizar Carranza, entonces titular de la dependencia y uno de los funcionarios más cercanos al ex gobernador del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Miguel Alonso Reyes.

Por último, también en la fiscalización a la Seduzac, se señala una transferencia más, por 464 mil 758 pesos, de la que tampoco se tienen justificantes y que también proviene del Capítulo 4000.

El punto CPE16-AF-SEDUZAC-73-01 detalla el convenio correspondiente a este caso, entre el gobierno del estado y el FPLZ, por el que se deberán fincar responsabilidades resarcitorias.

Sueldazos extra

Por otra parte, los diputados Luis Medina, de Morena, y Alfredo Femat, del PT, partidos que abanderaron a Andrés Manuel López Obrador para obtener la Presidencia de la República, aparecen en nóminas de considerados aviadores del gobierno del estado, por lo que se advierte el inicio del proceso para resarcir cientos de miles de pesos por los montos que se les observaron.

Ambos se encuentran registrados como empleados de las administraciones de Miguel Alonso y del actual gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna. Sin embargo, “falta la documentación para comprobar las cargas de trabajo y listas de asistencia” por su supuesto servicio a los priístas.

En el año de la transición, de acuerdo con el apartado CPE16-AF-SAD-34-01 de la auditoría a la Secretaría de Administración (Sad), a “los anteriores trabajadores en el gobierno del estado” se les señalan 51 mil 524 pesos, en el caso de Medina Lizalde, y 341 mil 390 pesos, en el de Femat Bañuelos, durante el cierre de la gestión alonsista.

Cabe señalar que la lista también incluye, con 51 mil 524 pesos, a Norma Castorena Berrelleza, diputada local del PRI, quien en las últimas elecciones buscó fallidamente llegar al Congreso de la Unión, mientras que con 414 mil 658 pesos, el monto más alto de todos, está María Elena Nava Martínez, legisladora local y ex dirigente del Partido Nueva Alianza (Panal).

En otro apartado, CPE16-AF-SAD-36-01, correspondiente al arranque del gobierno tellista, se expone “la falta de documentación para comprobar las cargas de trabajo y las listas de asistencia” de Luis Medina, por 367 mil 840 pesos, cuando éste, además, ya era diputado de la LXII (62) Legislatura.

En tanto, y por las mismas faltas, de Alfredo Femat se reclaman 412 mil 193 pesos; el líder del PT también es señalado por otros montos en fiscalizaciones a la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) correspondientes al mismo año.

Esta lista nombra una vez más a las legisladoras priísta y turquesa Norma Castorena, con 367 mil 840 pesos, y María Elena Nava, con 412 mil 193 pesos; también se encuentra Antonio Mejía Haro, líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y padre del alcalde electo de la capital, Ulises Mejía Haro, quien obtuvo el cargo por Morena.


Nuestros lectores comentan

  1. Nada nuevo, estos son los verdaderos luchadores sociales que han vivido a expensas de los prerrogativas del poder y presumen honestidad y ética, creo la mayoría son de Morena.
    seria bueno que se revisara en que utilizaron las herramientas legislativas porque de seguro se las gastaron como Layda Sansores en tintes y muñecas ya que señala que el apoyo era parte de su sueldo. se imaginan que nos espera, la Ultima Trasformación de México. Al tiempo.

  2. Los van a sancionar con una «terrible» inhabilitación por dos-tres meses………… Si pepe nando se ha pasado toda su vida viviendo de esa forma

  3. Son los mismos cerdos y cochinos, marranos y puercos, porcinos empesando por el porki, mayor. Son lo mismo, cual cambio.

  4. No es la primera vez que señalan a Narro y a al dip Reveles, el año pasado también los mencionaron por no comprobar todos los recursos que les dan para su Frente Popular, disfrazados de obras para comunidades como la Escondida, Zacatecas.