FRANZELY REYNA | NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Everardo Ramírez Aguayo, titular de la Comisión Ejecutiva de Atención Integral a Víctimas de Zacatecas (CEAIVZ), informó que el impacto en los delitos de feminicidio es mayor hacia los padres de las víctimas, así como a los hijos huérfanos que dejaron las mujeres a las que se les arrebató la vida.

En primera instancia, se ve afectada la dinámica familiar después de que ocurre un feminicidio por el entorno, estructura social y económica, además de que muchos de los casos no se resuelven satisfactoriamente.

El comisionado resaltó que el impacto con las víctimas directas e indirectas es psicológico “ya que se reciente más psicológicamente la forma en que se encontró a la afectada porque es una manera de desdignificar a la mujer, esto es un asunto grave y esto es lo que causa impacto primordialmente con sus familiares”.

Se da cuenta que las familias quedan en condición de vulnerabilidad ante tener un buen soporte psicológico para enfrentar la realidad social, por lo tanto, uno de los principales objetivos de la comisión es apoyarlos para que puedan superar esa problemática.

Ramírez Aguayo advirtió que los niños huérfanos son los más afectados, ya que se necesita una recuperación especial a través de una terapeuta infantil que apoya a los infantes a comprender qué pasó con su madre, “hay que ayudarles a superar la problemática y no tomen la situación de manera drástica como lo hacemos los adultos”.

Respecto al tema de violencia familiar, expuso que aún falta mucho por hacer para que las mujeres no soporten ningún tipo de violencia hacia ellas, ya que este fenómeno está muy normalizado y hasta se puede considerar como una situación normal que un hombre le grite a la mujer durante el noviazgo.

Detalló que cuando la mujer toma la decisión de acercarse a una institución para denunciar cualquier tipo de violencia, “es porque ya no soporta, pero esto está mal porque las mujeres no deben esperar ciclos para que las autoridades intervengan y se dé la denuncia correspondiente”.

“Tenemos normalizada la violencia en la familia, porque pensamos que esta situación va a cambiar, pero la violencia viene de menos a más y eso genera las condiciones para que ellas soporten cada vez más y se vea como algo normal”, concluyó.

 

 


Los comentarios están cerrados.