NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

El mito de El Rey León fue la conferencia impartida por Kitimbwa Lukangakye, mejor conocido como Doctor Kifwi.

El recinto que se eligió para realizar el evento fue el Teatro José González Echeverría, donde cientos de fresnillenses se dieron cita para apoyar al Grupo Reto, que respalda a mujeres con cáncer de mama y campañas de prevención.

Durante la conferencia, Kitimbwa Lukangakye hizo referencia a distintos personajes para ofrecer apoyo emocional a las personas que pasan por una etapa difícil en sus vidas.

En el contexto de la película El Rey León dijo que hay que ser Simba en la vida, el mejor personaje de cada historia y generar conciencia para hacer de cada lugar uno mejor. Simba, dijo, es el rugir del león, es alguien importante.

Aunque explicó que en la vida también hay veces que a las personas les toca ser Mufasa, es decir, el maestro de alguien más, mientras que Rafiki es ese Pepe grillo que aconseja y guía en la vida.

Detalló que en la realidad hay gente que quiere morir sin conocer su Simba interior y nadie puede vivir suicidándose a cuenta gotas al quejarse de todo lo que pasa en la vida; “si algo malo pasa, hay que sacar la fuerza interior y entonces armar, cada uno, su propia historia”.

El también conocido como Doctor Kifwi explicó que cada personaje de El Rey León está en la vida diaria y sólo basta reflejarse en ellos; la analogía entre los personajes principales y su vida en África fue la principal referencia.

“Mi vida en África no fue fácil, mi padre murió y mi madre fue repudiada por no quererse casar con su cuñado, tal como lo marca mi cultura; a ella le llamaban puta. Después comprendí que su resistencia no fue porque era mala, sino porque era una chingona”, acotó.

Añadió que radica en México gracias a una monja, una mujer católica que fue a un lugar machista y lleno de musulmanes, pero ella le mostró su Simba y pudo estudiar gracias a que fue un hijo de puta y no como sus compañeros que tenían que ser lo que sus padres eran, como pescadores u otros oficios.

Timón y Pumba, dijo, representan a aquellos personajes que tienen un mensaje esencial en la vida, vivir y dejar vivir, por ello el Hakuna matata –expresión del idioma suajili que se interpreta como vive y sé feliz–.

Sin embargo, puntualizó que en la vida también hay Scars y es aquella parte negativa que puede haber en cada ser humano, pero finalmente es a cada persona a quien le toca elegir quien ser.

Motivan a los asistentes con analogías entre la película El Rey León y la vida cotidiana.


Los comentarios están cerrados.