NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Faltan cerca de 3 millones de pesos para terminar la rehabilitación del Asilo de Ancianos AC, informó Ismael Gutiérrez Hermosillo, integrante activo de la asociación, quien mencionó que cada actividad realizada para obtener recursos ha sido un estímulo para continuar, aunque todavía falta mucho.

Recordó que hace más de dos años, el entonces presidente municipal, José Haro de la Torre, mandó cerrar el asilo por una supuesta plaga y, desde entonces, se vio la necesidad de rehabilitar la infraestructura, lo que ha generado gastos que han sido sostenidos con el apoyo de los fresnillenses.

Durante la Feria Nacional de Fresnillo en su edición 2019, se llevó a cabo la tradicional Paella, a cargo del comité del asilo, donde se lograron recaudar 58 mil 371 pesos, lo que, aseguró, los estimula a continuar con el proyecto.

“Se requieren 3 millones de pesos, aproximadamente, para la obra material, aunque a la par sigue equipamiento, censo de ancianitos y capacitación del personal que los atenderá, pues cabe recordar que el gobernador, Alejandro Tello Cristerna, nos apoyó para liquidar al personal que teníamos, algunos con más de 20 años de servicio, por ello se tiene que capacitar a gente nueva”, puntualizó.

Expuso que hace un año que ya no podían pagar nóminas y seguros para el personal que labora en la remodelación del asilo, debido a que la Junta de Protección de Monumentos y Zonas Típicas del Estado de Zacatecas les exigió que fuera según las normas, que son trabajos artesanales, costosos y más tardados, por lo que lo poco que habían avanzado tuvo que ser destruido.

“El gobernador (Alejandro Tello) nada más apoyó con cierta cantidad y eso nos permitió liquidar al personal, pero ya no pudimos seguir avanzando, porque lo que se había hecho se tuvo que destruir porque no estaba de acuerdo a las normas que exigen las casas coloniales, un edificio histórico de alrededor de 1854; esto nos ha retrasado”, puntualizó.

Sin embargo, agradeció a la sociedad y a las empresas que durante todo este tiempo han creído en el proyecto, pues ven la necesidad que existe de abrir el asilo.

Dijo que, aunque en la venta de paella de cada año, esta vez no se ajustó en cantidad, la mayoría se fue con un gran sabor de boca.

Finalizó al decir que “se necesitan muchas manos, mucha participación, es una gran obra que debe existir en Fresnillo para beneficio de las personas que lo requieran”.


Deja un comentario