MANUEL IBARRA SANTOS
MANUEL IBARRA SANTOS

EL INFORME DE TELLO Y EL REGRESO DE ALONSO: ¿EL CO/GOBIERNO?

Alejandro Tello rindió su tercer informe de gobierno (y con eso se entró de lleno al penúltimo año de su mandato), en un escenario irrefrenable, como incontenible, de lucha por la sucesión del 2021 y marcado por el inexplicable retorno al poder de Miguel Alonso y su equipo, que ha sido colocado virtualmente en todas las líneas de la administración pública estatal.

Aunque no asistió personalmente Miguel Alonso a la ceremonia del tercer informe, este político estuvo representado en las gradas del auditorio del salón de plenos del Congreso, por sus colaboradores que hoy ocupan los más encumbrados puestos en la administración de Alejandro Tello.

Se puede hacer una revisión área por área del aparato público estatal y ahí encontraremos sin equívoco alguno, representantes de este político que aspira retornar -y que ya lo logró sin dificultad- al ejercicio del poder público, en forma personal y/o a través de sus colaboradores, ubicados en posiciones estratégicas del gobierno del Estado. Aunque hay que reconocerlo, existen áreas burocráticas, muy pocas, que son reservas y santuario, al que no han arribado

La única explicación de permitir el retorno de Miguel Alonso se encuentra en el sentimiento de profunda gratitud, que con razonable nobleza le profesa el mandatario en turno, por el apoyo decidido que el primero le ha otorgado al segundo.

Nadie puede cuestionar el hecho de la continuidad, la legitimidad y proyección de muchos políticos (eso resulta hasta cierto punto legítimo), del signo y grupos que sean, en tanto estos hayan servido con pasión, honestidad y profesionalismo al pueblo de Zacatecas. Pero eso no ha sido así, y es que nadie con memoria olvidará el signo de la herencia ominosa con que recibió la administración estatal el actual mandatario.

El posicionamiento en las estructuras del poder de este político y su grupo, pueden tener y responder a otra lógica: preparar el terreno para contender en los comicios del 2021 como candidato plurinominal a una diputación federal. La vía de mayoría no le alcanzaría.

O bien, este político y su grupo, representan en Zacatecas, la cabeza de playa de aquellos que a nivel nacional pretenden quitarle a MORENA en el 2021, la mayoría simple en el Congreso de la Unión. Es pues, una especie de conspiración orquestada contra el régimen de AMLO, desde el aparato público, y todo lo que ello representa. ¿Lograrán esta aventura o bien tendrán la segunda derrota, como la registrada en el 2018? El tiempo lo dirá.

Por lo pronto, esta concepción patrimonialista del ejercicio del poder público, de servir sólo a un grupo, a una facción y no al pueblo de Zacatecas, echa por tierra y derrumba la concepción expuesta en el texto del tercer informe de Tello, de que esta administración gobierna con visión de Estado.

Es ésta una manifestación atípica de tal naturaleza, de un suigéneris co/gobierno (de franca complicidad) entre el antecesor y el sucesor en la administración estatal, que hacía tiempo no se presentaba.

 

La kakistocracia en la Grecia clásica

La grandeza de los ciudadanos de la Grecia clásica, observadores acuciosos de la vida política de la ciudad, alertaron con prudencia de los riesgos que existe, en caso de no poner límites a los excesos en la vida pública, de caer en lo que ellos llamaron la “kakistocracia”, que se traduce en la definición del gobierno de los corruptos, los ineptos y los mediocres, de aquellos que no sirven al pueblo, sino a sus particulares intereses.

En una práctica política como la que experimenta nuestra sociedad, por categórico imperativo ético, se tendrá que impedir que la democracia degenere en una absurda e irracional kakistocracia.

 

AMLO y los tiempos políticos

En Zacatecas los tiempos políticos de la sucesión gubernamental se anticiparon por demás en forma radical. ¿Conviene esto al desarrollo del Estado? ¿Existirá alguna instancia o autoridad que pueda poner limites a los desmedidos apetitos de lucha por el control del poder público?

En la más reciente visita a Zacatecas del presidente López Obrador todos los grupos y personajes que ocupan un lugar en el escenario del futurismo político, establecieron una tregua y se mostraron disciplinados y respetuosos. ¿Qué acaso es el único que puede poner orden en este sentido?

Lo que resulta evidente es que los tiempos en la lucha por la sucesión gubernamental 2021, marcan un antes y un después, luego de la gira realizada por AMLO por Zacatecas.

Desafiar a López Obrador no sólo es aventurado, sino que raya en lo irresponsable.

 


Deja un comentario