KAREN CALDERÓN / ALEJANDRO CASTAÑEDA
KAREN CALDERÓN / ALEJANDRO CASTAÑEDA

Zacatecas.- Que los niños salgan a pedir dulces el Día de Muertos es un riesgo para su  salud durante la pandemia por COVID-19, informó Fuensanta Casanova Luna, subdirectora de promoción de la Salud de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ).

Explicó que abstenerse de realizar esta actividad es una medida más de prevención en los pequeños, “no vamos a arriesgar a los niños a andar pidiendo dulces, porque no sabemos si en alguna de esas casas exista una persona positiva”.

La funcionaria agregó que al realizar esta actividad no existirá un lugar para que los niños se laven las manos e incluso podrían consumir de inmediato los dulces recolectados y las envolturas pueden estar contaminadas. También invitó a no “regalar dulces”, aunque esta acción la realicen de buena fe.

La especialista pidió a los jóvenes no hacer fiestas de disfraces y ni acudir a ellas para proteger a sus padres, abuelos y familia en general.

Algunas opciones para celebrar esta fecha tan importante en la cultura mexicana en donde se da una convivencia entre vivos y muertos sin arriesgar la salud es la actividad  ¡El muerto quiere camote!, organizada por Vida Láctea, grupo de lactancia materna en Zacatecas, Sakito dulcería y Mezquite teatro colectivo, y a través de la plataforma de Zoom se reunirán para celebrar la fecha.

Otra de las alternativas es la que ofrece Andrea Villegas Ortega, mediante su proyecto de repostería y dulces Rosita Spooky, que ofrece calaveritas de azúcar caseras.

¡El muerto quiere camote!

Se realizará el 02 de noviembre en punto de las 17 horas  y el objetivo principal es que los niños no salgan de sus hogares pero celebren esta bella tradición, pues durante 40 minutos leerán cuentos, leyendas, actividades alusivas a la fecha y al inicio todos los participantes cantarán la famosa canción Zacatecas “el muerto quiere camote, sino se le cae el bigote” y durante las actividades los pequeños participantes podrán recibir sus dulces.

Calaveritas de dulce

Para Andrea Villegas Ortega la contingencia representó una oportunidad para echar a andar su proyecto de repostería y dulces Rosita Spooky, por lo que esta temporada ofrece calaveritas de azúcar caseras para personalizar en familia.

El kit de calaveritas incluye una, dos o cinco piezas sin decorar, cuatro colores de betún, accesorios para la decoración, una hoja de practica y un enlace de video con un tutorial para guiar a las personas en el proceso y se pueden pedir en la página de Facebook: Rosita Spooky-Candy Bar.


Los comentarios están cerrados.