REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Una iniciativa de Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación fue dada a conocer este jueves por los senadores José Antonio Galarza, del grupo parlamentario Movimiento Ciudadano (MC), y el independiente Emilio Álvarez Icaza, quienes la presentarán en el Senado de la República.

Iniciativa que retoma en gran medida la propuesta de ley que hiciera el grupo ProCienciaMx, pero enriquecida con la elaborada por la Red Nacional de Consejos y Organismos Estatales de Ciencia y Tecnología (Rednacecyt).

«El senador Galarza y su equipo acogieron los puntos de vista de ambas instituciones, y nos ayudaron a perfeccionar este instrumento de una mejor manera, de una manera más jurídica y en la cual escuchábamos los puntos de vista de todos nosotros. Es una auténtica construcción social», dijo en conferencia virtual David Romero Camarena, investigador del Instituto de Ciencias Genómicas de la UNAM y miembro de ProCienciaMx.

«Esta ley se logró platicando, discutiendo, conversando, teniendo comunicaciones efectivas entre académicos, científicos y actores políticos, para llegar a tener un producto realmente importante», comentó Galarza, al contrastar este proceso con la falta de consenso y discusión del anteproyecto de Iniciativa de Ley General de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación, que Conacyt presentara en diciembre pasado.

A diferencia del anteproyecto elaborado por el organismo que dirige la ecóloga María Elena Álvarez-Buylla, calificado por investigadores como centralista y vertical, la iniciativa dada a conocer propone una gobernanza horizontal, incluyente y con atribuciones para los tres órdenes: federal, estatal y municipal.

En materia presupuestal, mientras el anteproyecto de Conacyt elimina el actual mandato de otorgar al menos el 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al sector -jamás cumplido en casi dos décadas-, la iniciativa propone aumentar el monto al 2 por ciento.

«En esta propuesta se establece una obligación progresiva de llegar hasta el 2 por ciento del PIB como una manera de poder llegar a un mayor desarrollo de la ciencia», afirmó Romero Camarena.

«Pero no solamente eso, establece también compromisos, obligaciones por parte de los estados para el financiamiento de la ciencia, pero también del sector privado. Mecanismos para participación del sector privado en ese financiamiento, cosa que es absolutamente necesaria para un desarrollo continuo».

Asimismo, la iniciativa retoma una de las propuestas más interesantes del proyecto de ProCienciaMx, que es la creación de una banca de desarrollo en temas de ciencia y tecnología para paliar la necesidad de financiamiento multianual que quedara truncado tras la eliminación del sistema de fondos y fideicomisos de investigación.

Por otra parte, busca también garantizar autonomía de decisión operativa, técnica, administrativa y de gestión a los Centros Públicos de Investigación para fomentar la libertad de investigación de su personal.

Y, en general, que la construcción de la ciencia en el país esté cerca de los problemas nacionales, al mismo tiempo que haya respeto y atención a la ciencia básica, lo cual es uno de los puntos de mayor preocupación del anteproyecto de Conacyt, en el que se propone una Agenda de Estado, diseñada por un Consejo de Estado, que dicte toda la investigación humanística y científica, el desarrollo tecnológico y la innovación que realice el Estado.

«Lo que guía en realidad toda esta iniciativa es la generación de un marco científico que en principio abarca seis años, pero llega hasta 20 años de visión, como para poder dar un apoyo sostenido, una visión clara hacia el desarrollo de la ciencia en nuestro país», destacó Romero Camarena.

Los senadores detallaron que, tras ser presentada en el Senado, la iniciativa será turnada a las comisiones unidas de Ciencia y Tecnología y a la de Estudios Legislativos Segunda.

Posteriormente, vendrá el trabajo para que los distintos grupos parlamentarios la conozcan, valoren y enriquezcan; y, finalmente, se llevarán a cabo las dictaminaciones de las comisiones involucradas.

«Vamos a buscar no sólo la aprobación, sino que Morena pueda apropiarse de esta discusión», sostuvo Álvarez Icaza.

«Esto es un tema que debe ser literalmente de encuentro. La construcción de la ciencia es una prioridad nacional, y debe por supuesto superar las diferencias políticas, legítimas y válidas; debe haber terrenos comunes. Este, necesariamente, es un terreno en común».

«El senador Álvarez Icaza y su servidor pondremos todo nuestro empeño legislativo para hacer los consensos necesarios, para que se apruebe esta ley que es de todos. No es de ninguna bancada, es de todos los ciudadanos interesados», concluyó Galarza.


Los comentarios están cerrados.