XIMENA LOERA/NTRZACATECAS.COM
XIMENA LOERA/NTRZACATECAS.COM

La Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) confirmó que un cabecilla del grupo delincuencial Los Talibanes murió en el ataque armado contra agentes de Investigación ocurrido este martes, en Guadalupe; el sujeto, identificado como Gary, era buscado por el feminicidio de una alumna de la UAZ.

El hombre tenía dos órdenes de aprehensión: una por secuestro agravado y otra por presuntamente ser el autor intelectual del feminicidio de Anayeli, quien el 10 de abril de 2019 fue asesinada a balazos por otro sujeto en la Unidad Académica de Derecho.

De acuerdo con fuentes oficiales, Gary “N” fue pareja sentimental de la joven y se presume que, cuando ella se separó de él, el hombre planeó y ordenó matarla, acción ejecutada por Raymundo “N”; este hombre fue detenido en 2020 y en diciembre de 2021 condenado a 35 años por el delito.

Con respecto al secuestro agravado, se conoció que Anayeli había sido privada de la libertad meses antes del feminicidio, razón por la que se le dio protección de una escolta, que la acompañaba cuando fue atacada en las instalaciones de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

Gary “N” tenía 37 años de edad, era originario de la capital del estado y se desempeñó como policía de Investigación en la FGJE; ingresó a la corporación el 16 de marzo de 2009 y causó baja el 16 de abril de 2015, por no haber aprobado los exámenes de control de confianza.

Se sospecha que entonces ingresó a la delincuencia. El sujeto, considerado objetivo prioritario de las autoridades, encabezaba al grupo criminal de Los Talibanes, que opera en el sureste de la entidad, en municipios como Guadalupe, Ojocaliente, Loreto, Villa González Ortega y Pinos, entre otros.

El cabecilla delincuencial fue abatido este martes, en una agresión contra elementos de Investigación. En Guadalupe, los agentes realizaban acciones de inteligencia y lograron identificar a Gary, quien iba a bordo de un automóvil de la marca BMW.

El sujeto intentó huir de las autoridades, lo que desató una persecución. En el intercambio de disparos, los proyectiles alcanzaron al hombre, quien perdió el control de su unidad y se impactó contra un vehículo estacionado en la carretera a Sauceda de la Borda, donde murió.

Tras la balacera se reportó que también hubo una mujer lesionada, quien se confirmó es madre de Gary y que viajaba en el asiento del copiloto. Ella fue herida de bala la cadera y se golpeó la cabeza en el choque, sin embargo, se precisó que está fuera de peligro.

En el vehículo en el que viajaba el cabecilla delincuencial se localizó un arma larga, de las conocidas como “cuerno de chivo”, y una corta.

Derivado de las investigaciones, el mismo día de los hechos se cumplimentó una orden de cateo en un domicilio ubicado en la calle Ingeniería del fraccionamiento Spauaz. Ahí residía el sujeto, quien tenía en su poder varias identificaciones apócrifas.

En el lugar, las autoridades aseguraron 118 dosis de marihuana y tres paquetes del mismo enervante, con peso neto de 9 kilos, así como 40 dosis de cocaína y 259 de cristal, además de un vehículo encontrado dentro del inmueble y que podría estar relacionado con otros delitos.


Nuestros lectores comentan

  1. ¿Y a los cabezas mayores, cuando los van a atrapar? Por casualidad abaten a uno que otro asquel, empleadillos de poca monta, pero nunca atrapan a nadie por efecto de investigaciones. Para mí (igual que para muchos), que los cabecillas son políticos encumbrados.

    Responder

Deja un comentario