AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM

El juez federal Jonathan Bass advirtió una probabilidad elevada de declarar inconstitucionales las normas que permiten las corridas de toros en la Ciudad de México, al dictar una suspensión provisional que las impide por el momento.

En la sentencia completa para conceder la suspensión, obtenida por Reforma, el juez afirmó que existe apariencia de buen derecho en el amparo promovido por la asociación civil Justicia Justa, que impugna el Reglamento Taurino de la CDMX y la Ley para Celebración de Espectáculos Públicos.

Esto quiere decir que el juez, de una revisión inicial del caso, ya tiene elementos para adelantar que estas normas violan el derecho humano a un medio ambiente sano, y, por tanto, al dictar sentencia de fondo, concederá el amparo.

También es previsible que el 2 de junio, Bass Herrera concederá una suspensión definitiva que impedirá las corridas en la Plaza México por tiempo indefinido, pues parece poco probable que, en los siguientes días, el Gobierno de la Ciudad de México o la empresa Tauro Plaza de México, podrán ofrecer algún argumento prueba que lo haga cambiar de opinión.

«Del análisis preliminar de la materia de estudio de los actos reclamados, se obtiene que cualquier práctica que suponga un maltrato y el sufrimiento innecesario de los animales no puede considerarse una cuestión cultural amparada ni prima facie ni de manera definitiva por la Constitución; por ende, de acuerdo con un cálculo de probabilidades, es posible anticipar que en la sentencia de amparo se puede declarar la inconstitucionalidad de los actos reclamados; por lo que ve a acciones que coadyuven al detrimento de otro ser vivo», afirma la sentencia.

«Lejos de constituir una afectación a la sociedad, la concesión de la suspensión tiene como fin el evitar el daño al medio ambiente, esto es, tanto la sociedad como la parte quejosa ya no podrían de disfrutar de un medio ambiente al permitir el uso de animales -reses o toros de lidia -que son sometidos al maltrato y crueldad animal en los espectáculos taurinos, por lo tanto, se vería transgredido dicho derecho», agrega.

Bass recordó que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia ya estableció, en el amparo en revisión 163/2018, que las peleas de gallos no pueden ser consideradas como un patrimonio cultural.

Si bien no lo citó en su sentencia, porque aún no ha sido aprobado, es probable que el juez también tome en cuenta un proyecto que la Segunda Sala de la Corte discutirá el 1 de junio, el cual invalida la declaración de la tauromaquia y las peleas de gallos como patrimonio cultural inmaterial del estado de Nayarit.

En ese proyecto, que sólo requiere tres votos para ser aprobado, el Ministro Alberto Pérez Dayan hace una dura condena a la violencia a la que son sometidos los toros de lidia. El juez Bass trabajó en la Segunda Sala de la Corte, como secretario del Ministro en retiro Fernando Franco.


Los comentarios están cerrados.