CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ/NTRZACATECAS.COM

El diputado migrante José Juan Estrada Hernández advirtió que los responsables de los gastos de los paisanos que murieron en un tráiler en San Antonio, Texas, “tienen nombre y apellido” y son el gobierno de Estados Unidos y el de México, que deberán aportar recursos para repatriar los cuerpos.

Al preguntarle si desde la Legislatura se apoyaría a las familias, Estrada dijo “que la verdad es que no hay necesidad, […] la cancillería tiene recursos para eso; he visto que lo han anunciado como un gran acontecimiento”.

Reiteró que es una responsabilidad y una obligación de ambos gobiernos, puesto que la muerte de los paisanos fue consecuencia de la falta de políticas migratorias, “entonces la Cancillería lo hará completamente y el gobierno del estado también ha anunciado que está dispuesto (a ayudar)”.

Agregó que la Secretaría del Zacatecano Migrante (Sezami) está para coadyuvar, “por tanto, la primera responsabilidad, por naturalidad, es entre gobiernos y el de México se hará cargo”.

Sobre si las familias pudieran acceder a alguna indemnización por la muerte de sus seres queridos, el diputado afirmó que existe esa posibilidad, aunque depende mucho de los asuntos legales.

Sin embargo, informó que no muchos migrantes solicitan apoyo, ya que alrededor de 80 por ciento ya cuentan con documentos, pero cuando hay necesidad buscan a los consulados, que tienen convenios con las funerarias para recibir precios más bajos por los servicios.

“Y a veces un apoyo económico depende de la situación económica de las personas, pero para ello la Sezami está para apoyar a los deudos con un recurso que tiene asignado para ello”. 

 

Negocio del crimen organizado

El diputado consideró que la migración se da por la falta de oportunidades y advirtió que, en este tema, se calcula que el crimen genera más de 150 mil millones de dólares.

Estrada Hernández puntualizó que los gobiernos de Estados Unidos y de México deben establecer estrategias que eviten que la delincuencia organizada incursione en el “negocio” de la movilidad humana.

Se estima que hay alrededor de 20 mil personas que son secuestradas en el país, tanto connacionales como centroamericanos que tratan de cruzar a Estados Unidos en busca del sueño americano.

El legislador reprochó que los gobiernos de Estados Unidos y México anuncien estrategias a las que no se les da seguimiento para contener que el crimen organizado esté detrás del gran negocio que ha resultado la migración.

Puso como ejemplo que hace unos meses se anunciara un plan nuevo para atender el asunto, pero tras la muerte de 57 centroamericanos en territorio mexicano se anunciara otro, sin realmente dar un seguimiento que muestre resultados.

José Juan Estrada habló también del monto que implica repatriar el cadáver de un migrante, pues cuesta entre 1 millón 800 mil y 2 millones de pesos; la Sezami apoya anualmente en el traslado de entre 80 y cien cadáveres desde Estados Unidos.


Los comentarios están cerrados.