Renata Avila | ntrzacatecas.com
Renata Avila | ntrzacatecas.com
Foto Archivo
Foto Archivo

Zacatecas. Felipe Pinedo Hernández, integrante del Frente Popular de Lucha por Zacatecas (FPLZ), informó que la minera Peñasquito, de la compañía canadiense Goldcorp, como parte del primer acercamiento formal concretado la tarde de este lunes en la Secretaría de Gobernación (Segob), de la ciudad de México, desconoció nueve de los 19 compromisos que hace seis años pactó con pobladores del ejido Cedro, municipio de Mazapil.

“El avance no se da todavía, la negociación se estancó nuevamente y hasta este martes nos estaremos reuniendo nuevamente en la Secretaría de Gobernación con la empresa; la mina no quiere entrarle a la negociación, lo que predispone un acuerdo a medias en caso de que se llegase a realizar, (pues) dicen que de los 19 puntos únicamente reconocen nueve”, enfatizó.

El líder social manifestó que, “sospechosamente, una empresa de clase mundial no tiene en sus archivos los acuerdos firmados con los ejidatarios, pero los ejidatarios afortunadamente son más cuidadosos y aquí dentro de sus bolsas de hule tienen todos los documentos”.

“No creemos que ellos no cuenten con esta información, están a cuentagotas tratando de resolver, lo bueno es que vino la plana mayor de Goldcorp y esperemos que les haya quedado claro la necesidad de solucionar este conflicto”, afirmó Pinedo Hernández.

Con la finalidad de demostrar la existencia de los otros nueve puntos convenidos, este martes, cuando se reanuden las negociaciones, “los ejidatarios tendrán que entregar a la minera los archivos de cuando se pactaron los compromisos, que porque ellos ya los perdieron, entonces tenemos que comprobarles que efectivamente son 19 puntos”.

Asimismo, aseveró que lo que sí reconocen los empresarios son los temas del agua potable, de becas, de la planta tratadora, en tanto que “lo del hospital lo desconocen, porque dicen que no está claro, y lo de una acción que se iba a instalar en una presa para captar el agua de manantial, ése no va a ser posible porque el manantial ya se secó, la presa ya no recibe agua”.

Pinedo Hernández explicó que en sí son tres los planteamientos que se ponen sobre la mesa: “uno, el pliego petitorio de los 19 puntos; dos, en virtud de que la minera se va en un periodo de 11 a 12 años;  tiene que garantizar los 30 años que había inicialmente pactado con los compañeros, y el tercero es el de homologar los pagos por hectárea”.

“Es decir, hay un planteamiento de que a algunos ejidos se les paga una cantidad y a otros, otra; esto ha provocado que la inflación en la tenencia de la tierra social se vaya a la nubes”, explicó.

Ante ello, expresó que “la gente se siente engañada porque el convenio era por 30 años, pero si la minera va a durar otros 11 años, el convenio se reduce a 17 y no a 30, lo que implica una pérdida de lo pactado inicialmente”.

El dirigente del FPLZ expuso que a la hora de redactar los convenios, cuando la empresa canadiense se instaló en Mazapil “no planteó que era por 30 años, sino que eso fue de manera verbal ante la asamblea ejidal, y a la hora de redactar lo pusieron por el tiempo que dure la mina”.

“Ese pequeño cambio provoca ahora que los vecinos se sientan engañados premeditadamente por parte de la compañía, se estancan las negociaciones y se corre el riesgo de que nuevamente se tomen acciones, esperemos que esto no suceda; estamos con la mejor disposición de llegar a un acuerdo”, finalizó.


Nuestros lectores comentan