EMILIA PESCI
EMILIA PESCI

Zacatecas.- El Periférico Centenario es construido sobre una zona natural protegida según un decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 18 de noviembre de 1937 y, que, conforme a lo establecido en 2000 en un documento oficial de la Semarnat, permanece vigente.

El decreto, ratificado por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático en junio de 2000, señala como Zona Protectora Forestal de la ciudad de Zacatecas, entre otros, al cerro de La Bufa, que ha sido intervenido en las obras de construcción del periférico.

Periférico Centenario (1)En el artículo segundo de dicho escrito se puntualiza: “dentro de la superficie no se permitirán las quemas ni explotaciones que tiendan a reducir el área forestal o lesionen la vegetación que crezca en dichos terrenos”.

La normatividad establece que estos espacios pueden ser intervenidos siempre y cuando la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) apruebe un estudio de impacto ambiental, y dicho consentimiento debe ser publicado en su Gaceta Ecológica.

Sin embargo, en los registros sólo está documentada la solicitud para revisar un estudio de impacto ambiental ingresado por la Subsecretaría de Infraestructura Vial el 29 de octubre de 2015, sin que a la fecha haya sido avalado.

La Semarnat cuenta con 60 días para notificar la aprobación, por lo que de haber sido avalada la solicitud, el resolutivo se habría entregado el 29 de diciembre, aunque la obra inició el pasado noviembre, aparentemente sin la autorización.

Otra de las irregularidades de la obra se encuentra en la falta de supervisión por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa); fuentes oficiales, quienes solicitaron el anonimato, informaron que hasta la fecha el delegado, Salomón Rodríguez Gómez, no ha girado instrucciones a los supervisores para visitar la obra, y que incluso les han pedido que “se volteen para otro lado”.

 

Decreto inválido

Julio César Nava de la Riva, delegado de la Semarnat, aseveró que el decreto emitido por el entonces presidente de la República, Lázaro Cárdenas, ya no es válido, aunque nunca haya sido derogado.

“Ha habido la creencia de que hay un decreto que protege La Bufa, es un documento de hace muchas décadas que hablaba de proteger La Bufa, es más un dato histórico que un dato legal actual”, dijo.

“La vialidad es necesaria, pero en el cruce quita una fracción muy pequeña de La Bufa, pero precisamente se ofrece lograr trabajar un proyecto declaración de área natural de La Bufa a efecto de que siga siendo un pulmón, como lo ha venido siendo en los hechos para los zacatecanos, muy además de su valor histórico”.

 

Estudio inexistente

Carlos Yáñez Hernández, analista ambiental, aseguró que a inicios de 2104 la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) le solicitó un estudio de impacto ambiental para construir el Periférico Centenario y que entregó a mediados de ese mismo año; sin embargo, a la fecha no se le ha pagado ni considerado para edificar esta obra.

Por ello, afirma que se carece de un estudio de impacto ambiental, ya que el trazo de la obra compromete un espacio importante de un área forestal protegida.

La SCT le informó, pese a haber recibido de manera formal su trabajo, que no le pagaría debido a que la obra la desarrollaría la Secretaría de Infraestructura (Sinfra) y no ella.

Yáñez Hernández comentó que la Sinfra no utilizó el estudio elaborado por su empresa, y que la obra “se ha trazado para que sea funcional geométricamente; sin embargo, compromete a diversas especies y carece de procesos adecuados”.

De comprobarse las omisiones, quienes resulten culpables podrían enfrentar sanciones de tipo penal, afirmó.


Los comentarios están cerrados.