REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO .- La Secretaría de Educación Pública (SEP) presumió que superó el número de maestros que se tenía contemplado capacitar en 2017, con un total de 626 mil 637, contra la meta planteada de 500 mil.

Y, aunque el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) reconoció el avance en las cifras, señaló que hace falta medir los resultados de la capacitación docente en la formación de los mismos y del aprendizaje de sus estudiantes en el aula.

Durante la reunión de evaluación de avances de la Formación Continua para Docentes de Educación Básica, el Secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, reveló la cifra de los 626 mil 637 maestros el año pasado, ya fuera para la evaluación docente o como parte del programa de Formación Continua, cuando la meta era un promedio de 500 mil.

«Las metas de 2017 son, en mi opinión, realmente muy relevantes; si uno las compara con la de años anteriores, el balance es muy satisfactorio, y si uno los compara con otras épocas, con otras administraciones, lo es aún más», subrayó en el encuentro.

Granados Roldán indicó que la SEP cree que está brindando una oferta suficiente y robusta en términos de calidad por los resultados de una encuesta de satisfacción que se realizó a 13 mil 876 docentes, el 2.2 por ciento de los capacitados en 2017.

En su intervención, el consejero presidente del INEE, Eduardo Backhoff, señaló que falta un componente para medir el impacto que tienen los cursos de formación docente en el desarrollo de los maestros y en particular en los aprendizajes de los estudiantes.

En entrevista con REFORMA, el especialista dijo que el reto en la formación continua es que trascienda de lo que aprenden los profesores a lo que practican al interior de su salón de clases.

«Se ha visto generalmente que los maestros aprenden lo que se les enseña pero tienen dificultad para ponerlo en práctica.

«Nos faltan evidencias de ver en qué medida practican lo que aprenden y se tienen que hacer para ver si la formación tuvo el éxito que se esperaba», agregó.

Aunque reconoció que los números son alentadores, Backhoff aseveró que se necesita medir de otra forma el programa de Formación Continua.

«Si no, nos quedamos con muy buenas intenciones, muchos proyectos, mucha formación, pero no sabemos el impacto, la evaluación del impacto es fundamental», manifestó.


Los comentarios están cerrados.