PRIORIDADES DE LA 4T

El desprecio del gobierno de México a Zacatecas puede medirse fácilmente en números y el más reciente cálculo lo ofreció el propio presidente López Obrador, con el despliegue que ordenó de más de 6 mil elementos de la Guardia Nacional (sí, leyó bien) para cuidar el metro de la Ciudad de México, el de su corcholata consentida. Y sigue siendo Claudia.

¿Pero sabe usted cuántos guardias nacionales se encuentran desplegados actualmente en Zacatecas? Pues nosotros tampoco, porque si algo es criticado por organizaciones de derechos humanos es justo la opacidad de la corporación insignia de la Cuarta Transformación.

Para hacernos una idea, según el Informe Anual de Seguridad Pública 2022, son mil 420 los elementos con los que cuenta la entidad con la segunda mayor tasa de víctimas de homicidio doloso en el país. Y para poner el dedo en la llaga, nomás recordar que hace una semana arribaron ¡500 efectivos más! Si es que no los recogió ya la 4T ante sus prioridades. Porque primero los pobres, cómo no.

EN REPRESENTACIÓN

Quizá otro parámetro para medir con cuánto amor se nos ha pagado a los zacatecanos sea recordar quién es la representación del gobierno de México por estos lares. ¿Que no se acordó? No se preocupe, que a veces las serpientes tampoco. Pero sí hay, aunque usted no lo crea, y es la mismísima Súper Malvada de Zacatecas. El apodo (cortesía de la senadora Soledad Luévano) lo dice todo.

Lo que no se puede negar es que la reina de la Secta del Malestar aprendió bien el trato tipo Cuarta y está para las fotos, pero que los tragos amargos se los pase sola la nueva gobernanza. Tal cual quedó demostrado en la audiencia de Vetagrande, donde la funcionaria federal mejor les sacó la vuelta a los campesinos que se manifestaron por el niño Teo.

Así las cosas, no es casualidad que Zacatecas cerrara 2022 en el primer lugar con la mayor caída de aprobación para AMLO. Y se acerca 2024.

PUEBLO SIN LEY

Una más. A las manifestaciones por las víctimas de la violencia se sumó la de los habitantes de Villa García, lastimados por la desaparición de sus jóvenes, indignados por el olvido de las autoridades y dejados en la indefensión.

En aquel municipio aseguran que es un “pueblo sin ley”, donde delincuentes armados se pasean por las calles y hacen y deshacen a sus anchas. ¿Le suena? Será porque la 4T jura y perjura que eso era en los malos tiempos y ahora ya no porque “se les persigue”. Pues allá no.

Por si fuera poco, los policías de Villa García tenían apenas una patrulla para recorrer la cabecera y las comunidades y desde hace 12 días quedó inservible tras adivine qué: una emboscada. Pero la Secretaría de Seguridad del general Adolfo Marín no fue para enviarles ni una moto. Es tal el abandono, que los pobladores mejor piden auxilio al gobierno… el de Aguascalientes. La desesperación.


Deja un comentario