CIUDAD DE MÉXICO.- La ocupación en unidades del IMSS alcanzó el 90 por ciento al cierre de 2018, la cual sobrepasa por 5 puntos el umbral para reducir el riesgo de infecciones nosocomiales.

En 2014, la ocupación en clínicas y hospitales del instituto era de 83 por ciento y ha ido en aumento debido a que la infraestructura médica no ha crecido al mismo ritmo que la derechohabiencia, reporta el estudio Realidad Financiera y Operativa IMSS 2019.

«Este indicador sobrepasa el umbral de 85 por ciento de ocupación, considerado un estándar que permite un nivel de atención adecuado para evitar saturación y reducir el riesgo de infecciones», plantea el análisis elaborado por expertos en seguridad social.

El número de trabajadores del IMSS tampoco ha crecido al ritmo del aseguramiento. Entre 2012 y 2018 disminuyó al pasar de 19.96 a 17.52 por cada mil derechohabientes permanentes.

Otras cifras preocupantes del estudio: los médicos familiares pasaron de 0.43 por cada mil derechohabientes a 0.35; las enfermeras de 2.53 a 2.20, y las camas censables de 0.82 a 0.68.

Un ejemplo de saturación es el Hospital General de Zona No. 2 de Irapuato, donde los pacientes internos esperan en los pasillos o acostados en el suelo por falta de camillas.

En esta unidad médica el área de Urgencias está continuamente rebasada, señaló el personal.

Lo mismo sucede en el Hospital General de Zona 1A, en la Alcaldía Benito Juárez de la Ciudad de México.

«Ahorita en Urgencias no nos damos abasto porque no hay quién nos supla los fines de semana y entre semana se nos juntan los pacientes», dijo una enfermera.

Rodolfo de la Torre, director de desarrollo social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, advirtió que si tiene un efecto el suspender las contrataciones porque ya el Sistema de Salud, y en particular el IMSS, está sobrecargado de tareas.

«Por ejemplo, si es un radiólogo el que está ausente y solamente hay un apoyo para esta actividad a ciertas horas, pues entonces sí se van a acumular las personas que requieran del servicio y se va a notar», ilustró.

Consideró que el cierre de algunas clínicas de IMSS Bienestar afectará a la población que no puede cumplir con los requisitos para tener acceso a seguridad social.


Los comentarios están cerrados.