REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Especialistas afirmaron que cuando la pandemia por Covid-19 se controle, las naciones enfrentarán afectaciones en el ámbito económico y social que se verán reflejadas en polarizaciones políticas.

En el Webinario Internacional «Pos Covid, pos neoliberalismo. La pandemia y el futuro de América Latina», figuras del ámbito político indicaron que se intensificarán movimientos y acciones con distintas ideologías, en vías de querer incidir y posicionar demandas o intereses en la construcción de la llamada «nueva normalidad».

Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, partido español de izquierda, aseveró que aunque en América Latina se tiene la sensación del retorno de la derecha al poder, hay resistencias notorias de antagonistas.

«Hay medio país en Bolivia, en Ecuador, en Brasil que está frenando los embates de esta derecha y creo que eso es muy relevante», acotó en el seminario organizado por el Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS) de la UNAM.

«La posguerra va a ser más dura que la guerra, y es en la posguerra cuando vas a tener que, de repente intentar de entender qué ocurre», agregó.

Aseguró que en este ámbito, la derecha y el neoliberalismo tienen ventajas en el consumismo que surge tras el aislamiento, y en la imposición de conceptos y creencias a través de plataformas de videos, contra la idea anti-consumo que la izquierda impulsa.

Sin embargo, señaló que movimientos sociales que tomaron mucha fuerza antes de la pandemia, permanecen activos en redes sociales.

«En España han intentado decir que la culpa del Covid-19 no era el coronavirus, sino que era la manifestación del 8 de marzo, la manifestación feminista y casi le sale», expuso.

En tanto, Álvaro García Linera, ex vicepresidente de Bolivia, refirió que estos dos polos de ideología política (izquierda y derecha), tienen muchas opciones intermedias y refirió que es notorio un «neoliberalismo enfurecido» que busca ganar terreno y recuperar espacios.

«Hay un ascenso social muy rápido de nuevos sectores populares que devalúan los bienes poseídos por las antiguas clases medias al masificarse», apuntó..

«El distanciarse de procesos de democratización mediante el juego a tendencias golpistas, semigolpistas, y paralelamente a ello, lo que podríamos llamarle la algoritmización del control social, el uso de los algoritmos para control, inicialmente de los enfermos, luego de ahí en una lectura conservadora, de los revoltosos, de los peligrosos, etcétera», añadió.

Sin embargo, coincidieron en que ésta es una oportunidad para reestructurar el sistema y ampliar la participación en la democracia en igualdad de oportunidades, mecanismos igualitarios para oportunidades económicas, respeto a derechos humanos sin distinción racial o social, etcétera.

Por: Iris Velazquez


Los comentarios están cerrados.