A fin de garantizar justica para las víctimas de violencia sexual, la senadora Geovanna Bañuelos solicita a la Fiscalía General de la República (FGR), y sus homologas en las 32 entidades federativas, dar oportuno y eficaz seguimiento a las denuncias presentadas por violencia sexual y combatir la impunidad.

Mediante un punto de acuerdo presentado a la Comisión Permanente, la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT), también solicita un informe pormenorizado sobre el avance y atención a las denuncias sobre violencia sexual.

Asimismo, pide a la Comisión Nacional de Derechos Humanos trabajar en conjunto con la FGR para intensificar los cursos especializados en materia de derechos de las víctimas, juzgar con perspectiva de género, así como a sensibilizar al personal sobre el tema de violencia sexual para garantizar el derecho humano a la justicia.

Geovanna Bañuelos destaca que la violencia sexual en México en el último año tuvo un incremento de 68 por ciento a nivel nacional, al pasar de 12 mil 619 casos en 2020 a 21 mil 189 en 2021, de acuerdo con información de México Evalúa.

“Cifra alarmante si tomamos en cuenta que en México el 99.7 por ciento de los delitos sexuales no son denunciados o investigados”, resalta la legisladora.

En materia de feminicidio, hubo un aumento de 137 por ciento entre 2015 y 2021, al pasar de 412 a 970, mientras que los homicidios dolosos de mujeres incrementaron 58 por ciento, al pasar de mil 734 a 2 mil 742. Además, los registros de violencia familiar se duplicaron en ese mismo periodo, y pasaron de 127 mil 424 casos a 253 mil 736.

No obstante, Geovanna Bañuelos resalta que en este tema existe otro severo problema, ya que entre 2014 y 2018 casi 145 mil víctimas, principalmente mujeres, presentaron una denuncia formal en contra de sus agresores ante una agencia del Ministerio Público, sin embargo, apenas 5 de cada 100 de esos casos avanzaron para llegar a una sentencia.

“La mayoría de los casos ni siquiera han dado pie al arranque de un proceso penal. Apenas la quinta parte de las denuncias son enviadas a los juzgados, el resto, se quedó en las agencias del Ministerio Público como indagatorias que siguen en curso o que de plano fueron archivadas”, menciona la líder petista.

Geovanna Bañuelos lamenta que a pesar de los esfuerzos gubernamentales aún exista aún un amplio desconocimiento por parte de las y los operadores del sistema de justicia penal, así como por parte de personas fiscales y juzgadoras en materia de los derechos de las víctimas de delitos sexuales, lo que deriva en violencia institucional que vulnera derechos humanos.

“Aunado al desconocimiento, se suma la falta de sensibilidad, así como los escasos apoyos y recursos económicos asignados a instancias encargadas de atender y sancionar este tipo de conductas”, señala.

Finalmente, sostiene que en el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo condena enérgicamente cualquier tipo de violencia contra la mujer, pues constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales y es un obstáculo para alcanzar la igualdad, el desarrollo, la paz y lograr un auténtico estado de derecho.

 


Los comentarios están cerrados.