STAFF /NTRZACATECAS.COM
STAFF /NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Después de tres años de espera, a causa de la pandemia del Coronavirus, el próximo 30 de enero se llevará a cabo la exposición «Vasconcelismo», del maestro Carlos del Hoyo, en la galería Eme, ubicada a espaldas del teatro Fernando Calderón.

La exposición podrá ser apreciada por los asistentes del 30 de enero al 17 de febrero, en horario de 11 de la mañana a cinco de la tarde. El maestro Carlos del Hoyo tiene una sensibilidad mayúscula concentrada en los dedos. La calidad de la pintura de este artista plástico se comenzó a forjar recién terminaba su niñez, para el año 2008, ya estaba participando en su primera exposición.

Durante el año 2010 complementaba su formación teórica en el arte en el Diplomado en Artes el que organizó la UAZ. El año pasado 2022 participó en los eventos conmemorativos del 40 aniversario de la Creación del Taller de Artes Plásticas.

Es importante reiterar que la pandemia Covid postergó la presentación de la exposición Vasconcelismo que ha esperado más de 3 años en mostrarse, y ahora nos toca la fortuna de presentar una obra cuya característica es un gusto muy especial en las texturas y los colores de la tierra.

Vasconcelismo es una muestra visual de la propuesta filosófica del mestizaje sobre el que se construyó nuestra nación y plantea un renacimiento cultural que dignifique nuestra identidad cultural.

Vasconcelismo se compone de pinturas al óleo en mediano formato de excelente factura estética. Se estará mostrando en la galería Eme, atrás del Teatro Fernando Calderón. Del 30 de enero al de 17 de febrero de 2023.

Vasconcelismo: Filosofía Mestiza
Contados son los personajes de la historia de nuestro país que han luchado por el exaltamiento de nuestra cultura y nuestra raza que es la de América Latina. José Vasconcelos, reconocido como un político mexicano, que fue ministro y primer secretario de Educación Pública en nuestro país, quien impulsó la cultura y las bellas artes además de las bibliotecas públicas y mandó a imprimir miles de ejemplares de los clásicos de la literatura, apoyó a grandes artistas e intelectuales como Siqueiros, José Clemente Orozco y Diego Rivera.

Para él, la cultura, las artes y su desarrollo eran, sin duda, un medio indispensable para el cultivo de las virtudes humanas y la exaltación del espíritu de los mexicanos; precisamente, su frase más conocida lo dice: “Por mi raza hablará el espíritu”.

Pero no sólo era un político más en la historia de nuestro México, fue un intelectual apasionado que dejó una obra de gran importancia, a saber, sus escritos más conocidos: La raza cósmica y Ulises Criollo, sin embargo, éstas no son las únicas obras, dejó otras tantas que hablan sobre la historia del país en tiempos de la revolución, otras de orden filosófico y algunos relatos literarios.

Era sin duda un artista, un amante de las artes y la cultura. Abogado y político de profesión, artista de corazón, alma de filósofo y un gran revolucionario de nuestra patria.

En el transcurso de su vida se le conoció como el “maestro de la juventud de américa”, “caudillo cultural”, incluso le llegaron a nombrar el “filósofo azteca”. Es esta la razón por la cual, por medio de las artes, de la pintura, inspirado por los escritos de Vasconcelos y motivado por la lucha de una revolución ya pasada, pero que puede servirnos para dar surgimiento a una nueva, actual y necesaria revolución intelectual y cultural, presento, con el motivo de recordar la gran labor de José Vasconcelos y a forma de homenaje, una serie de obras pictóricas que aluden a algunas de sus obras literarias y filosóficas.

Entre ellas, La raza cósmica, una teoría sobre el mestizaje, que se sigue viendo reflejada en otras obras filosóficas de José Vasconcelos; Sus memorias: Ulises criollo, La tormenta, El desastre, El proconsulado y La flama: los de arriba en la revolución; algunos relatos de su Sonata mágica, entre ellos, Redención por la música, Misa solemne, Elogio de la soledad; y algunos de orden filosófico como Pitágoras.

Una teoría del ritmo, El monismo estético, Todología y Prometeo Vencedor; su obra en la que expone su teoría educativa: De Robinson a Odiseo; y sus relatos que dejó antes de
morir: Letanías del atardecer.

Es así como se conforma la presente obra en la que he trabajado, dirigida no sólo a artistas y aquellos que gustan del arte, sino también dirigida a filósofos, políticos, y, sobre todo, a educadores y público en general, ya que es responsabilidad de todos hacer resurgir una nueva revolución intelectual y cultural en nuestra sociedad.


Deja un comentario